Hoy

Las convenciones no saben defenderse ante el brutal instinto animal.