El ángel exterminador

ProyecciónJueves October 9
967820_830491896992953_330243758_n


Donde
Cine Doré
c/ Santa Isabel, 3
Ver Mapa
Cuándo

A las 19:40h

Cuánto

2,5€



Donde
Cine Doré
c/ Santa Isabel, 3
Ver Mapa
Cuándo

A las 19:40h

Cuánto

2,5€

Como muchos sabrán, se acaba de cumplir un siglo del nacimiento de Julio Cortázar en la Bruselas ocupada por los alemanes. La Filmoteca Española (siempre alerta, siempre oportuna) ha decidido celebrarlo a lo grande con el regalo perfecto para cualquier amante del cine: la proyección de sus películas favoritas, así como de algunas cintas inspiradas en sus obras (Blow-up y Circe, entre otras). El genial fabulador tenía buen gusto, sin duda; se exhibirán Madre Juana de los Ángeles, Pierrot le Fou, El cuchillo en el agua, Frankenstein y un corto etcétera que incluye El ángel exterminador. Se trata del largometraje más difundido de otro genio, Luis Buñuel, otro apátrida, otra mente que supo diseccionar (con distinto bisturí) la realidad de nuestro tiempo, el porqué de nuestro pánico. Otro ironista, otro amante del absurdo iluminador. Seguramente no hace falta recordar el punto de partida de esta obra (unos burgueses se reúnen para cenar y, por algún motivo, no son capaces de abandonar la casa a la que han sido invitados), pero siempre hará falta recordarnos por qué se trata de una pieza magistral. Porque nadie pudo dar a luz una película tan imponente con recursos tan escasos. Porque pone de manifiesto cuánto hay de salvajismo en lo que ingenuamente llamamos cultura. Porque sabe impregnar de asco las frases más triviales cuando las pronuncian unos labios burgueses (“Qué lástima no disponer de un clavicémbalo” o “Es preciso realizar un esfuerzo para romper esta abulia” o “Cuando estemos en Lourdes, quiero que me compre usted una virgen lavable de caucho”). Por mucho más. El megalómano y melómano Buñuel compone una fuga, fuga musical paradójicamente inmóvil, que no se dirige sino hacia la descomposición. Parafraseando a Octavio Paz, tal vez estemos encadenados, pero nada nos impide hacer estallar el mundo cuando cerramos los ojos.

Comments

Más interesante

contenido