El rastro del tiempo, by José María Mellado

ExposiciónViernes October 6
018-Hombre-y-balsa.-Cojimar-Cuba-2008


Donde
Centro de Arte Alcobendas
c/ Mariano Sebastian Izuel, 9
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a sab. de 10h a 21h. Hasta el 16 de Nov.

Cuánto

Gratis



Por ruth


Donde
Centro de Arte Alcobendas
c/ Mariano Sebastian Izuel, 9
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a sab. de 10h a 21h. Hasta el 16 de Nov.

Cuánto

Gratis

“En incontables ocasiones, la doble mirada es el elemento más característico de una buena fotografía. Una nueva visión sobre lo evidente y la calma de lo cotidiano nos conduce invariablemente a la reflexión, siendo en esta ocasión el rastro, el tiempo y la emoción la base del trabajo de José María Mellado”.

Supongo que este pie de foto en el catálogo de PHE es la explicación textual de esas selecciones menos directas que hace el cerebro cuando se satura y evoca en modo escape una imagen. A pesar de la reconfortante sensación de evasión que produce  Hombre y Balsa, Cuba, 2008 de José García Mellado, hay en ella más que la apacible apetencia del horizonte difuso, la promesa amplia de las ondas concéntricas que se expanden ampliando la trayectoria o el hecho de que el protagonista se encuentre en el centro de la imagen y las direcciones posibles se amplien a 360 grados. En momentos de estrecheces de miras, de afirmaciones categóricas y esa casi obligación de tener que ofrecer unas declaraciones a cada uno que nos pregunta como si fuésemos políticos funcionando con las reglas de comunicación de los telediarios, la doble mirada, los horizontes amplios, el análisis de los círculos concéntricos ayudan a apagar el ruido de las reacciones modo caja de fósforos. José María Mellado sabe bastante de análisis amplios, ha dedicado parte de su trabajo a mirar a Cuba e Islandia dos islas que se encuentran una frente a otra, ambas bañadas por el atlántico norte pero  con condiciones diametralmente opuestas. Me gusta pensar que si el personaje de la foto girase hacia el otro lado llegaría a Islandia y, por extensión, en los mapas de vida que conforman cada una de nuestras decisiones. Si las islas de verdad no son suficientes siempre nos quedará Boogarins.

Comments

Más interesante

contenido