Lychee Film Festival 2018

FestivalLunes Septiembre 17
1-范保德 剧照


¿Dónde?
Diferentes sitios
Ver Mapa
Cuándo

Del 14 al 21 de Sep.

Cuánto

De 3€ a 5,5€



¿Dónde?
Diferentes sitios
Ver Mapa
¿Cuándo?

Del 14 al 21 de Sep.

How Much?

De 3€ a 5,5€

Ningún cinéfilo se asombrará si decimos que el cine asiático se ha situado, en las últimas tres décadas, a la vanguardia del séptimo arte. En cada festival proliferan y triunfan obras procedentes de Tailandia, Filipinas o Corea del Sur (por no mencionar Japón, cuyo sistema de producción no ha conocido caídas desde los orígenes del cine). China, por supuesto, no es una excepción: el país más poblado del mundo nos entrega incesantemente (pese a su ardua historia de represiones y censura) piezas sorprendentes y reflexivas que testimonian los cambios sociales de su país y nos permiten participar de sus contrastes: desde la parsimonia de los paisajes-monumento de Zhang Yang hasta la alienación urbanita de Jia Zhang-ke; de los documentales escrupulosamente adheridos a la realidad de Wang Bing a la fantasía luminosa de Bi Gan.

Si bien tal exuberancia no suele corresponderse con el interés de los exhibidores (que, apostando sobre seguro las más de las veces, nos privan de ampliar nuestros horizontes fílmicos), surgen reconfortantes iniciativas como los recurrentes ciclos de Casa Asia o este Lychee Film Festival que, tras el éxito de su primera convocatoria el año pasado, vuelve a traernos lo más granado del gigante asiático.

En la sección oficial en competición podremos ver películas como Dragonfly Eyes (Xu Bing), película de gran atrevimiento formal (está narrada íntegramente mediante cámaras de vigilancia); The Foolish Bird (Huang Ji, Ryuji Otsuka), cruel coming of age con ecos de Hou Hsiao-hsien; The Great Buddha + (Hsin-yao Huang), que mezcla el desconcierto con la diversión de lo absurdo; The Widowed Witch (Cai Chengjie), drama de tintes oníricos vencedora en el prestigioso Festival de Rotterdam, o Wrath of Silence (Xin Yukun), thriller de gran potencia imaginativa.

En paralelo, se exhibirá una generosa selección de cortometrajes, así como obras de puntales del cine contemporáneo como Lou Ye (Suzhou River), Hou Hsiao-hsien (Dust in the Wind) y Tsai Ming-liang (Vive l’amour!).

Podemos respirar aliviados: el Lychee Film Festival ha venido para quedarse, y promete seguir acercándonos un poco más cada año al “Lejano Oriente”.

Comments

Más interesante

contenido


Hoy

Una experiencia teatral que rompe la cuarta pared.

Jueves

“¿Sabían ustedes que la risa alarga la vida?”