Vigilia en apoyo a los ciudadanos griegos

AcciónViernes Julio 3
Vigilia Grecia


Donde
Embajada de Grecia
Av. Dr. Arce, 24, 28002 Madrid. Metro Concha Espina
Ver Mapa
Cuándo

A las 19:30h.

Cuánto

Gratis



Por ruth


Donde
Embajada de Grecia
Av. Dr. Arce, 24, 28002 Madrid. Metro Concha Espina
Ver Mapa
Cuándo

A las 19:30h.

Cuánto

Gratis

Es martes por la noche y mientras escribo estas líneas sigo el avance de  las noticias sobre Grecia como una verdadera batalla campal. En las últimas horas el Eurogrupo rechaza un tercer rescate a antes del referéndum, se confirma que el estado griego no ha pagado la deuda de 1600 millones de euros al FMI, hay manifestaciones en un sentido y en otro y hasta un joven inglés del condado de York intenta recaudar con donaciones voluntarias lo que ha de pagarse al FMI antes de medianoche. No voy a escribir una reseña política, personas que saben ya lo han hecho y algunas muy bien: historiadores, premios Nóbel, politólogos y hasta el propio Varoufakis, que ha contado cómo ha sido vivir esta desquiciada negociación en sus carnes.

Desde una visión lejana a la de un experto en economía o un politólogo me pregunto en qué nos cambia esto como personas. En qué vamos a ser diferentes después de ver este pulso que se parece más a los abusones del recreo robando bocadillos que a una negociación dentro del espíritu de lo que nos contaron que era la Unión Europea. Porque está claro que vamos a ser diferentes después de esto, las palabras, los conceptos, no van a ser los mismos. La connotación de Unión Europea y Democracia pasarán a otra dimensión y esa sensación de ser los buenos a la que le quedaba ya poco brillo habrá desaparecido. Si el significado de esas palabras desaparece también lo haremos un poco nosotros, nuestras certezas, nuestras seguridades, la escasa base ética sobre la que nos asentábamos se habrá roto definitivamente. El otro día, en una conversación de bar entre amigos que pensamos de formas muy diversas,  llegamos a la conclusión de que lo que todos necesitamos es sentir que somos buenas personas, que hay un bien y un mal y que nosotros estamos del lado de los primeros. Después de esto va a ser complicado incluso saber donde está la línea. Esta tarde, a las 19:30 h, hay una Vigilia frente a la embajada griega. Quizás lo suyo sea caminar hasta Concha Espina y unirte, si estás de acuerdo, o alejarte, si no lo estás. Pero lo que sí urge, si queremos saber quienes somos, es empezar a redefinir las palabras, a apuntalar los conceptos. Empezar a no dejarnos llevar por todas las corrientes y todas las inercias, a que nuestras afirmaciones sean algo más que el filtro predeterminado de arcoíris que Facebook ofrece al lado de nuestras fotos de perfil.

Comments

Más interesante

contenido