Apocalipsis Uuuuuuuaaaaaaa

Una insólita –y cinéfila– alienación planetaria causó que la editorial Alpha Decay publicara la versión castellana del diario de rodaje de Història de la meva mort, cuando salían a la luz las primeras imágenes del set de la nueva película de Albert Serra, titulada La mort de Louis XIV. Leer las peripecias apocalípticas que Jaume C. Pons Alorda narra en Apocalipsis Uuuuuuuaaaaaaa tiene un valor inigualable para los seguidores del director de Honor de cavalleria; pues, ahora mismo, todos nos estamos preguntando: ¿Jean-Pierre Léaud habrá sucumbido ante ese “ejército de locos” al que se refiere el cronista para designar a la fiel crew del director catalán? Pasarán meses antes de conocer la respuesta. Sin embargo, las páginas de Apocalipsis Uuuuuuuaaaaaaa prefiguran una suerte de guía-aproximación al método de trabajo del cineasta, que había permanecido en la sombra hasta día de hoy. Pons Alorda describe los sucesos que tuvieron lugar entre el 8 de agosto y el 16 de septiembre de 2011 en Viscri; concretamente, en las solemnes localizaciones rumanas donde Stanley Kubrick quería filmar su película maldita, Napoleón. Entre epítetos que Vicenç Altaió dedica al gran artista –sublimados en un prólogo bellísimo-, matanzas de conejos con cuchillos poco afilados, y la imposible domesticación de Jordi Pau (también apodado “el Kinski de Banyoles”), el autor revela cómo el rodaje de ese largometraje –galardonado, posteriormente, con el Leopardo de Oro en el Festival de Locarno– se convirtió en una historia de supervivencia; comparable a aquella que Werner Herzog relató en La conquista de lo inútil.

Comments

Más interesante

contenido