David Moya

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Me llamo David Moya, y soy Productor Audiovisual y de Espectáculos. Actualmente soy fotógrafo de conciertos y redactor musical, pero esperando a que me llegue la oportunidad lo compagino con trabajos a tiempo parcial. También me dedico a la comunicación y promoción de bandas, y actualmente estoy trabajando con la banda de origen cántabro Repion.

¿Cuál es la idea de tus portadas?

Reivindicar la música en directo dentro de la escena madrileña, tanto festivales como salas. La posibilidad que te ofrece la ciudad de Madrid a diario a nivel cultural es enorme, y creo que la música copa una gran parte de esas opciones y muchas veces creo que no lo valoramos lo suficiente.

¿Cuáles son tus influencias?

Si hablamos de influencias puramente fotográficas ligadas al mundo de la música, creo que una persona que me ha aportado mucho ha sido Juan Pérez Fajardo. La visión que tiene de los artistas y su forma de trabajar totalmente humilde y con un compañerismo absoluto hace que sea un gusto enorme compartir foso con él. Y alguien de quien aprendo concierto tras concierto es de Mónica Arévalo, sus fotos son pura luz, y creo que eso es algo difícil de conseguir; y más teniendo en cuenta de que en un concierto muchas veces hay que conseguir sacar luz de donde no la hay. Además si tenemos en cuenta que hay mucho ego y competitividad en la fotografía musical en Madrid, ella es todo lo contrario, siempre me ha ayudado y sigue haciéndolo; y todo sin que yo se lo pida. Es una referente en todos los sentidos.

Por otro lado, gente como Virginia Díaz, Wilma Lorenzo o Ana Medina son espejos en los que mirarse a diario y de los que aprender mucho. Aunque quizás la influencia más directa fue un profesor que tuve que se llama Roberto Lázaro, que fue el que me animó a aprovechar las acreditaciones que tenía como prensa en los conciertos para cargar mi cámara e iniciarme. Solo le enseñé los resultados de mi primer concierto, y pese a ser desastrosos, él me animó a seguir. En sus clases logró enseñarme, aparte de todo lo técnico de la materia, lo que es la verdadera pasión por lo que haces y el sentido de trabajar, sobre todo con humildad. Jamás mencionó en clase que tenía un Goya, y pienso que es algo de lo que presumir casi a diario. Yo creo que, si él no me hubiera dado ese empujoncito, jamás me hubiera descubierto en esta faceta.

Musicalmente me han influido mucho Los Planetas, porque fueron como el origen de todo y el despertar de mi curiosidad a empaparme de la historia de la música en nuestro país.

¿Tu lugar favorito de Madrid?

Es muy difícil elegir uno, así que te diré dos. Por un lado, cuando me enfrasco a nivel creativo me gusta patearme la ciudad entera, pero con el fin de llegar al Museo Arqueológico Nacional. Me parece que muchas veces olvidamos todo lo que hemos conseguido como humanidad y me gusta recordarlo para poder avanzar.
Aunque probablemente mi lugar favorito sea la Calle Pez. Un libro que me marcó mucho fue El árbol de la ciencia cuando lo leí con 15 años, y el destino ha querido que acabe viviendo en la misma calle en la que Baroja nos contaba que Lulú trabajaba y vivía. Los días que estoy más nostálgico, piso la calle y me imagino viviendo dentro de la novela de Pío.

Un libro que te haya marcado mucho.

El sentido de un final, de Julian Barnes

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

Crecer poco a poco, pisando en firme, para poder acabar dedicándome al 100% al mundo que me apasiona, que es el musical. Mi gran sueño es poder trabajar mano a mano con artistas en los que crea y confíe para ayudarles a que su arte pueda llegar al mayor número de personas posibles y les emocionen tal y como me emocionan a mí.

https://www.instagram.com/davidmoyaph/
http://www.dodmagazine.es/

Fotografía de Mónica Arévalo

 

Comments

Más interesante

contenido


Viernes

Una experiencia teatral que rompe la cuarta pared.