Las doce balas de Samuel Hawley

Cuando Loo tenía doce años, su padre le enseñó a disparar un arma de fuego. El hombre guardaba en su cuarto un cajón lleno de ellas, y otras cuantas en cajas escondidas por toda la casa.

Samuel Hawley es un hombre extraño que huye constantemente con su hija Loo por las carreteras americanas. Cuando la niña se hace mayor empieza a preguntar a su padre por su progenitora y por qué su padre tiene doce cicatrices de bala en el cuerpo. La novela nos cuenta el pasado criminal de Samuel Hawley y cómo le pasará factura en el presente. La pequeña Loo tiene muchas preguntas para él sobre su madre, sobre el porqué de llegar hasta ese abismo. Samuel es el padre más atormentado del mundo. En su piel, literalmente, esconde las huellas del más violento pasado.

Hannah Tinti la escribe alternando un capítulo en pasado y otro en presente. Los capítulos del presente los vamos viendo, avanzan, los del pasado en cambio son casi cuentos, donde los robos, la sangre, la violencia que hay detrás de ese hombre que acompaña a su hija. Más allá de las dudas de Loo, Samuel acabará descubriendo que el pasado es ese sol que cada tarde se esconde, pero después llega el amanecer que despierta, y ahí está la cruda realidad. Situaciones solitarias que provocan un dolor imparable.

Comments

Más interesante

contenido


Jueves

“¿Sabían ustedes que la risa alarga la vida?”