Luz Soria

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Nacida entre las montañas de la Patagonia argentina, pasados los veinte años me mudé a Buenos Aires, y pisando los treinta aterricé en Madrid, donde actualmente resido.

Me dedico en especial a la fotografía: trabajo a partir de la imagen. Me gusta inventar cuentos breves para niños grandes, cito a la naturaleza con bastante frecuencia, me encanta encantarme, y suelo llevar anotadores para apuntar todo aquello que se me ocurra cuando menos lo espero. Disfruto mucho el inspirar y ser inspirada. En cada sitio que vivo, siempre tengo una bici. Y me gusta decir que, además de fotógrafa, también soy astronauta.

El mes pasado finalicé un Máster en Proyectos de Fotografía de Autor (Lens), el cual culminó en una expo colectiva donde presenté mi obra Hoy regresamos a donde nunca estuvimos. Actualmente sigo desarrollando proyectos personales y colectivos, realizo colaboraciones con otros artistas y medios, y trabajo para terceros en encargos puntuales cubriendo diversas áreas como moda, sociales, espectáculos, etc.

¿Cuál es la idea de tus portadas?

Cuando LE COOL me invitó a participar, enseguida pensé en mi proyecto Hoy regresamos a donde nunca estuvimos, presentado el pasado mayo en la sala expositiva The Showroom, en Lens Escuela de Artes Visuales.

Las imágenes que comparto son parte de una obra más extensa, a través de la cual pretendo construir un nuevo paisaje donde confluye mi origen, y un presente desordenado que intento comprender. Llegué a Madrid hace nueve meses, dejando del otro lado del océano mi refugio entre cordilleras, las referencias que sostienen, lo conocido que asegura. Las montañas emergen en mi día a día como formas del ayer que ordenan el ahora; un conjunto de paisajes construidos donde la línea no es frontera, sino punto de encuentro.

Las formas de las montañas aparecen en cada sitio donde yo decida trazarlas. Representan una suerte de sistema de comprensión, de lenguaje propio, al cual recurro para traducir mi experiencia cotidiana: las rodillas de mis amigos se levantan cual cordilleras, las sábanas nos cubren simulando un monte, los lunares de una espalda dibujan la línea del horizonte.

Invito a nuevos “desconocidos por conocer” a recorrer aquellos senderos que remiten a mi origen, volver a ese añorado Lugar, aunque ese volver sea en realidad un regresar juntos por primera vez. Esta es un poco la idea que propone el título.

La imagen se presenta entonces como una nueva posibilidad, visibiliza lo que está allí pero que no se ve a simple vista. Dibuja, revela, muestra. Permite existir. Creo que en cada encuentro surgen nuevos paisajes: busco mostrar ese choque como algo nuevo, como un Lugar habitable, no ya como una línea que simplemente divide. No estamos hablando de lo que nos separa, del límite que marca la diferencia. Todo lo contrario: estoy invitándote a ese lugar en común, allí donde los cuerpos se tocan. En lo más alto de las montañas. Allí nos volveremos a encontrar.

¿Cuáles son tus influencias? 

Hace varios meses vengo planteándome esta pregunta. He pasado por muchos autores, textos, películas, imágenes, personajes, músicos, tratando de llegar a algún tipo de clasificación, ordenar por jerarquías o cosas parecidas. Intenté meter en una carpeta todo aquello que considero “mis influencias”, pero al ver que aquello era algo casi inabarcable, lo abandoné.

En el intento por responder de alguna manera a esta pregunta, podría decir que en cada cosa que hago, mi vida en el sur (en la Patagonia) está muy presente. Me manejo desde esas lógicas, desde el lenguaje de las montañas. Los fenómenos naturales me sirven más de una vez para comprender ciertas acciones y emociones. Todo autor o película u obra que pudiera mencionar como respuesta, estaría inevitablemente ligada a algo de eso.

¿Tu lugar favorito de Madrid?

Podría decir que son mis amigos: a los lugares los hacen las personas, y a las personas las hacen los lugares.

Un libro que te haya marcado mucho.

Más que un libro, me gustaría mencionar un extracto de texto que llevo muy presente desde que me lo encontré. Es de un libro que nunca leí, en realidad. El fragmento propone: “Pues bien, yo me pregunto: ¿Amamos lo que amamos porque lo hemos visto antes o en algún serio sentido cabe decir que vemos lo que vemos porque antes de verlo lo amábamos ya?” (Ortega y Gasset)

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

Ahora mismo estoy muy enfocada en mi trabajo y en crecer profesional y artísticamente, sin dejar de lado los afectos y las actividades culturales que ofrece una ciudad tan maravillosa como Madrid. Estoy muy agradecida por lo bien que se recibió mi trabajo en España: con pocos meses aquí, ya formo parte de más de un proyecto y mucha gente me tiene en cuenta a la hora de buscar una fotógrafa.

www.luzsoria.com

instagram.com/luzsoria.ph

Comments

Más interesante

contenido


Hoy

Una experiencia teatral que rompe la cuarta pared.

Jueves

“¿Sabían ustedes que la risa alarga la vida?”