Miren Pastor

¿Quién eres y a qué te dedicas?
Soy Miren Pastor, fotógrafa y dinamizadora cultural. Combino mis trabajos personales con otros proyectos vinculados a la gestión y comunicación, como la coordinación de Blank Paper Escuela de fotografía, soy miembro de MOB, plataforma para impulsar proyectos culturales en redes, del colectivo La Troupe, especializado en edición y producción de fotolibros y organizadora de Fiebre Photobook Festival, el primer festival de España en torno al fotolibro.

¿Cuál es la idea de tus portadas?
Mi espacio de confort, el lugar donde me siento cómoda haciendo fotos es en la naturaleza. A pesar de no desarrollar mis proyectos personales en la ciudad, me gusta rebuscar entre el asfalto pequeños guiños, que al menos mentalmente, me trasladan a otra realidad.

¿Cuáles son tus influencias?
Al estudiar Bellas Artes me especialicé en escultura y me marcó especialmente el nuevo concepto de “escultura pública”. Desde artistas como Christo y Jeanne-Claude, que transforman el espacio público involucrando a gran parte de la población, hasta el land art. Al llegar a Madrid tuve la suerte de trabajar con Cristina Iglesias, escultora a la que admiro por la manera de intervenir el espacio y el uso de materiales y texturas. También tuve la oportunidad de ser asistente de Daniel Canogar y Roberto Coromina, y a día de hoy estoy en contacto directo con muchos fotógrafos y fotógrafas. De una manera u otra, vas viendo que todo lo aprendido en cada etapa va sumando y dejando su impronta.

¿Tu lugar favorito de Madrid?
Llegué a Madrid para realizar las prácticas de 4 meses con Cristina Iglesias y ya llevo 10 años. La vorágine de la ciudad con su gran oferta cultural me encanta y artísticamente me nutro de muchos estímulos, pero a la hora de producir mi obra, necesito estar rodeada de naturaleza. Una de las cosas que me más me gusta de Madrid es la posibilidad de estar en el meollo cultural, pero saber que en menos de 40 minutos puedo perderme en la Pedriza.

Un libro que te haya marcado mucho.
¿Puede ser un fotolibro? Creo que es imposible captar mejor que en End of an Age de Paul Graham el umbral que marca el final de la adolescencia, dando el salto de la inocencia juvenil a la consciencia de las responsabilidades de la vida adulta. De una manera muy sutil, nos plantea nada más y nada menos que un cambio de generación, de una sociedad y de una era. Muy recomendable para quien no lo conozca.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?
El 2017 se presenta intenso, cargado de nuevas propuestas, exposiciones, charlas, talleres… Pero más que pensar en el futuro, prefiero ir paso a paso. Lo más importante que tengo entre manos para este año es cerrar el primer ciclo de mi proyecto río Bidean, en el que llevo 5 años trabajando, con la autopublicación del tercer fotolibro. Tengo muchos frentes abiertos y lo que me falta es tiempo para poder llegar a todo. Pero muy contenta de poder dedicarme a lo que me apasiona: la fotografía.

www.mirenpastor.com

Comments

Más interesante

contenido



Lugar

No todos los días el sabor y la salud maridan de manera tan exquisita.