Sueños y secretos de… David Paquet

David es francés de nacimiento pero madrileño de adopción. Esto os lo contamos a modo de presentación, pero si queremos acercarnos a David Paquet y a su obra, no son las fronteras las que nos van a dar pistas, sino todo lo contrario. La obra del pintor parte lo temporal y lo atemporal, y conceptos tan complejos y poéticos como el Universo, el Tiempo, el Instante o el Vacío son los motores creativos de Paquet. La obra del galo es intensa, introspectiva y potente:

El pasado mes de mayo inauguraste  la exposición Universo David Paquet en la Galería Binomio. Háblanos de cómo es este universo:
La exposición constaba, por una parte, de una retrospectiva de obras pintadas en las dos últimas décadas y por otra, de lienzos y papeles realizados durante el 2014. En esta última colección quería mostrar un paralelismo entre el momento previo al destello de una idea y la creación del Universo. La piedra angular de la exhibición, “Universo no manifestado” representa poéticamente el momento anterior al Bing Bang y su posterior evolución. Después de varios años de perfeccionamiento y trabajo interior, pude observar en mí mismo este fugaz instante.
Me impresionan las recientes investigaciones sobre el vacío en el Universo, que afirman que podría haber algo más que no vemos actualmente. Trabajé sobre esa idea con la obra “Materializador de Vacío” en la que lo represento como un fluido que puede encerrar información. Del mismo modo que el Universo, me siento en constante expansión creativa. Hace unos años empecé a realizar obras sobre papel acuarela, utilizando una técnica mixta de barros, cenizas, carboncillos, etc. Por primera vez, mostré una serie llamada “Hombres de Barro” donde imaginaba los sueños del Universo en su estado embrionario, como posibles manifestaciones del ser humano. Las figuras representadas son fruto de mis propios sueños, siluetas o presencias de rasgos invisibles.

Hasta el 2 de noviembre se puede ver tu última exposición en la extensión AVAM del Matadero Camino de la Iluminación. ¿Puedes describirnos este “camino” y la obra que lo conforma?
El Camino de la Iluminación no es más que el descubrimiento y conocimiento de uno mismo. El arte me ayudó mucho en esta tarea. Gracias a muchos años de estudio, pude confirmar a través de la experiencia lo que en el pasado eran tan solo intuiciones: la luz la llevamos dentro. En esta exposición quiero rendir homenaje a los caminantes de la luz, a través de las tres obras de la misma figura del Bodhisattva en diferentes estados.
Con la serie de dibujos sobre papel, ilustro con impresiones del instante parte de mi camino, el cual se inició gracias a mis padres. En una de las obras homenajeo a mi padre tras su reciente fallecimiento.

Tienes una actividad artística intensa. ¿Cómo es tu visión del arte?
Efectivamente tengo una actividad intensa, siempre estoy creando de una forma u otra. El arte constituye el eje principal de mi forma de vivir: lo siento, lo expreso, me comunico a través de él, mi felicidad radica en él, y soy capaz de verlo en cualquier lugar. Me siento muy afortunado de contar con este don y de haberlo desarrollado desde la infancia. En pocas palabras, vivo el arte.

Sabemos que has definido un concepto artístico propio, ¿puedes hablarnos de él?
En ocasiones ocurren coyunturas anecdóticas que, por muy excéntricas y atípicas que parezcan, no llegan a ser alucinaciones ni delirios, sólo están fuera del desarrollo normal de lo esperado, rompiendo lo preestablecido en el curso ordinario del momento, una revolución en el instante, en plena lucidez, por estar ocurriendo en la realidad consciente del momento. En estas situaciones se manifiestan las escenas que llamo “Superrealistas”. Puede que sean acciones llenas de humor, amor o miedo.
Estando muy cerca del Surrealismo y del Hiperrealismo en mi obra, sin llegar a ser absorbido por el uno o el otro, me defino como Artista Superrealista por lo idóneo que vienen estos instantes en lo que respecta mi obra. La relación entre Arte y Superrealismo radica en la captación o invención del instante, seguido del desarrollo y de la recreación de los escenarios. El teatrillo casi improvisado de las fotos con mis amigos, posando como modelos, ayudándome a exagerar en exceso la realidad para algunas de mis obras.
Propongo cpmo segunda acepción de Superrealismo para la RAE la siguiente definición: “Movimiento artístico de la segunda década del siglo XXI que busca y recrea situaciones anecdóticas, excéntricas, y atípicas en la realidad”. En mi web uno puede encontrar más información de cuál ha sido el proceso de identificación del Superrealismo.

¿Nos cuentas un sueño?
Os hablaré de mi mundo onírico. Muchos de los elementos o detalles que conforman mis obras están extraídos de mis sueños, afortunadamente tengo muchos, de hecho tengo un libro de sueños, en el que cada mañana escribo lo que recuerdo. Os contaré brevemente uno de los que más me impresionó y qué tiene relación con mis últimas obras:
Estoy sobre una colina de hierbas verdes en la que no hay árboles, hay una ligera brisa y el cielo es completamente azul. De repente, se presenta a mi izquierda un silueta que me dice: “Te voy a enseñar la multidimensionalidad del Universo”. En ese momento a mi derecha se materializa una enorme estructura, que debido a su tamaño no alcanzo a ver en su totalidad, es translúcida y se entrelaza con el paisaje, me siento completamente abrumado. En su exterior puedo ver un símbolo que al despertar dibujé.

¿Y un secreto?
No tengo muchos, pero los que tengo los guardo como un tesoro.

//Entrevista de Elisa Collados

Comments

Más interesante

contenido


Miércoles

¿Qué verás tú en el cuadro? ¿Qué personaje serás?