Sueños y secretos de… Gold Lake

Hace unos días tuve la suerte de entrevistar a Gold Lake, la banda formada por Carlos del Amo (guitarra) y Lúa Ríos (voz), quienes -tras una gira por Canadá que terminó en Nueva York- se instalaron hace unos años en el barrio de Brooklyn. Fue allí donde fundaron el grupo y donde empezaron a ser reconocidos por grandes como el británico Paul Weller, del que fueron teloneros, y también por Basia Bulat, Midlake o The Lumineers. Su álbum debut, “Years”, fue grabado en Seattle con el productor Phil Ek (Fleet Foxes, The Walkmen), y fue presentado en formato dúo en el DCODE hace unas pocas semanas.

Autodefinición:
Es muy difícil definirse a uno mismo. Lo mejor es que la gente le dé al play y nos cuente. Mucha gente repite ciertas cosas cómo “dreamy” o “etéreo” no sé… Una vez un crítico dijo que éramos cómo “Mazzy Star on Overdrive” jejeje… ¡Mola!

¿Qué os queda de We are Balboa?
Lúa y yo.

¿Qué tal vuestro paso por el DCODE 2015?
Muy interesante, ¡dimos 2 conciertos el mismo día! Por lo visto es la primera vez que pasa en la historia del festival. ¡Pedazo de anécdota! Nos lo pasamos genial, sonidazo. Sobre todo en el escenario grande, Heineken. Teníamos ganas de tocar nuestro disco (Years) a todo trapo en un escenario así. Gracias a César Andión y a Live Nation Madrid, pudimos hacerlo. Qué genial que haya gente como él en la industria musical española ahora mismo.

Vuestras canciones son emoción pura. ¿Es el amor la mejor influencia para componer?
Bueno, hay muchas buenas influencias para componer. En nuestro caso el amor es clave por muchos motivos, pero también estar a miles de kilómetros de nuestra ciudad y nuestras familias influyó mucho en Years. Y a su vez fue uno de los inviernos más fríos que la ciudad de Nueva York recuerda. Fueron 4 meses larguísimos y gélidos, metidos en nuestro diminuto apartamento en Brooklyn, escribiendo todos los días sin falta. Hasta se nos olvidó ir a un conciertazo para el que teníamos las entradas compradas desde hacía semanas, por lo concentrados que estábamos escribiendo. Pero sí, el amor es clave, claro.

¿Qué tiene Brooklyn que no tenga otro lugar en el mundo?
Pasan cosas interesantes todos los días y todas las noches. Y que nadie es exactamente igual a otro. Musicalmente digo. No hay clones, eso está muy mal visto allí. Como trates de copiar el estilo de otro artista, no te irá bien. Allí se premia la originalidad por encima de todo. Y que arriesgues. NY es pura energía y quien se queda quieto es devorado. Eso sí que es inspirador.

¿Qué tal vuestra experiencia como teloneros de grandes artistas consagrados como Paul Weller, Midlake o The Lumineers?
Depende de cada artista. Paul Weller fue encantador, de hecho se quedó observándonos muy fijamente cuando estábamos tocando su canción “Butterfly Collector” y luego nos felicitó. Le encantó la voz de Lúa. Brutal. Y Steve Cradock (su guitarrista), y del que yo soy fan desde su época con Ocean Colour Scene, se me acercó a decirme que le molaba cómo tocaba la guitarra y mi sonido. ¡Sigo babeando! Él no sabía la de veces que he hecho “air guitar” con su solo en “The Riverboat Song” jajaja… Y con Midlake fue maravilloso. Somos mega fans de ellos y encima son gente brutal. Irrepetible. Para mí, su disco Trials Of Van Ocupanther es una obra maestra moderna. Son unos musicazos y encima humildes. Un ejemplo a seguir en momentos donde prima más el postureo y tus seguidores de Instagram, que lo bien que toques tu instrumento.

¿Con quien os gustaría compartir escenario?
Con David Bowie. Por pedir, ¿no?

Está claro que ya estáis triunfando fuera de nuestras fronteras con temas deliciosos como “Arles”, “We already exist” o vuestra maravillosa versión de “Here comes the sun”. ¿Para cuando una gira por España?
Pues ahora estamos escribiendo nuestro segundo disco, pero en breve planificaremos una gira por España. Estamos currando con Live Nation Madrid y seguro que organizamos algo pronto. Hay ganas.

¿Preferís actuar en salas o en festivales en los que ya habéis actuado como el Filter Magazine’s Culture Collide, el Northside Festival o el SXSW de Austin durante tres años consecutivos?
Cada cosa tiene su punto, la verdad. Hay canciones nuestras que funcionan mejor en pequeñas salas y otras que necesitan más aire y potencia. Yo amo las salas de conciertos. Sin ellas, los grupos no somos nada. Y los festivales son divertidísimos.

Lugar favorito en el que perderos:
Buena pregunta. Cualquier playa desierta valdría.

Un libro, una película y una canción que os haya marcado de alguna manera:
Cien años de soledad. Blade Runner. “Waterloo Sunset”.

Proyectos de futuro:
Terminar nuestro segundo disco, girar por Estados Unidos de nuevo y volver a tocar en España pronto. Tocar en casa mola.

Un sueño…
¿Tocar con Bowie? Jejeje.

¿Y un secreto?
Una vez en NY me colé en una rueda de prensa de Rafa Nadal haciéndome pasar por periodista, para que me firmara un libro para mi padre… ¡y lo hizo! ;)

//Entrevista por Cecilia Camacho

Comments

Más interesante

contenido