Sueños y secretos de… JackWasFaster

El madrileño Manuel Cachero (aka JackWasFaster) -al que ya nos hemos encontrado por algunos de nuestros escenarios favoritos de la ciudad, como el de nuestra querida Sala Siroco- nos abre una deliciosa puerta al house analógico en esta edición del Sónar. El house como punto de partida para crear y hacer evolucionar sus sonidos en todas las direcciones. Toques de post-rock y space disco, tiempos lentos y tintes de ensoñación que nos elevarán y nos dejarán caer con dulzura en el escenario del SónarDôme el viernes 15 a las 13:50h. Hasta entonces, charlamos con él y esto es lo que nos cuenta:

Sónar 2016: ¿cómo se presenta para ti y cuáles son tus expectativas?
Es la primera vez que toco en el festival oficial, después de hacer algún off y de haber estado como público en infinidad de ocasiones. Me hace mucha ilusión formar parte del cartel en el escenario de la RBMA. Espero que mi actuación deje un buen sabor de boca y que mi presencia en Sónar ayude a que el proyecto siga ganando difusión.

¿Qué actuaciones no te perderás?
Tengo muchas ganas de ver a Gerd Janson, Jacob Korn, Magic Mountain High, Red Axes, Undergroud Resistance, Undo y a mi compañero en la Red Bull Bass Camp, Talktome.

Entre el house analógico y el deep. ¿Qué nos puedes adelantar de tu show?
Creo que he ido “endureciendo” el sonido de mis producciones. En el escenario de Red Bull Music Academy voy a tocar bastante material nuevo. Son temas más oscuros y sintéticos pero de tempo sosegado, creo que pueden funcionar bien en el Dôme a primera hora.

Un lugar en el que te encantaría actuar.
En algún club mítico con sonido potente, a una buena hora, para poder sacar toda la artillería. A pesar de la obviedad, el Panorama Bar es lo primero que me ha venido a la cabeza.

¿Cómo ves la escena musical en España?
Es un buen momento, en mi opinión. Numerosas propuestas y sellos, promotores arriesgados, grandes djs y productores… Hace falta quizás que este hervidero cristalice, que se consolide y que cuente con una audiencia que responda tanto a las propuestas de club como a las más experimentales.

¿Cuáles son tus influencias artísticas?
Supongo que todo influye en cierta medida a la hora de hacer música… En mi caso, los momentos en los que tengo menos tiempo para hacer temas, estoy más agobiado o en una etapa vital complicada resultan ser los más productivos.

¿Alguna anécdota curiosa que te haya ocurrido en tus sesiones?
Todo el mundo que pincha tiene anécdotas delirantes… Gente que te pide algo de flamenco así de repente, que quieren poner un tema con su móvil… En fin. Por la noche hay gente cojonuda, pero también hay una gran cantidad de personajazos. Me viene a la mente una ocasión en concreto, en un sitio con público joven y bastante macarra. Intenté ponerme un poco más cañero para estar en sintonía. Un grupo de chavales que estaban por allí se lo bailaron bien a gusto. Pensé que había conseguido estar a la altura de las exigencia. Uno de ellos (el más pintón de todos) se acercó y me dio la mano así como muy efusivo. Les había gustado, pero no por cañero… Me dijo textualmente: “niño, guapísimo, el mejor CHILL que nos hemos pegao”. ¡Supongo que en ese entorno todo lo que vaya por debajo de 130 bpm es música de siesta!

¿Cómo describirías tu proceso creativo? ¿Y el trabajo en el estudio?
Todos los temas surgen de la improvisación. Desde que comencé a trabajar con hardware, el proceso creativo fluye de manera natural. He pasado toda mi vida en grupos, para mí tocar e improvisar es algo con lo que estoy cómodo. El hecho de producir con máquinas me permite “exportar” el método de trabajo de banda al estudio.

¿Proyectos de futuro?
Estoy trabajando en nuevos temas. Seguiré sacando material en Rotten City, por supuesto, pero hay más sellos que me han pedido material. Tengo algunas fechas pendientes de confirmar de cara a lo que queda de año. Me gustaría seguir avanzando con el proyecto y ver hasta dónde llegamos. Tengo material más experimental al que me gustaría dar salida, seguramente bajo otro nombre. Y alguna colaboración con gente cercana. ¡Bastante trabajo en el horizonte!

¿Nos cuentas un sueño?
De pequeño soñé con un animal. Se llamaba, Ponépola. Tenía cuerpo de araña y cara de oveja. Si te miraba fijamente te mataba. Si algún día empiezo un sello, se llamará Ponépola Records.

¿Y un secreto?
Venga, va. No sé montar en bici. Por eso nunca he ido al Dekmantell…

¡Nos vemos en el Sónar 2016!

Comments

Más interesante

contenido



Lugar
Bar

Mucho más que un bingo: un insólito templo de la tapa.