Barbara Ann

Lugar Restaurante
Barbara-tataki


¿Dónde?
Calle Santa Teresa, 8
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a jue. de 19:30h a 3h, vie. y sáb. hasta las 3:30h

Cuánto

Unos 25€ por persona



¿Dónde?
Calle Santa Teresa, 8
Ver Mapa
¿Cuándo?

De lun. a jue. de 19:30h a 3h, vie. y sáb. hasta las 3:30h

How Much?

Unos 25€ por persona

Entre neones y terciopelos discurren, como en un backstage de alto nivel, las noches del Barbara Ann. Un restaurante musical en Alonso Martínez que, recién cumplidos los dos años, se ha convertido en un referente del ocio madrileño. Un lugar para disfrutar de la buena cocina, la coctelería de autor y, por supuesto, de una gran banda sonora donde no faltan los clásicos de Lemonheads, David Bowie, Elvis o The Beach Boys.

La decoración en negro y dorado con guiños al glam rock bien sirve de escenario a una copa con los compis del curro que a una cena con tu pareja o los colegas. Si lo que te guía es el apetito, puedes escoger entre una variada selección de platos en la que nada decepciona. Desde los tacos de cochinita pibil con guacamango, hasta el falso a banda de carabineros y chipirones que acaricia tu paladar con su delicada textura. Las patatas bravas coreanas destacan como grandes teloneras, mientras que el nigiri de salmón con mascarpone de trufa se erige como cabeza de cartel en una cuidada carta diseñada por el chef Pepe Roch (Casa Macareno, El Escondite de Villanueva). Los más carnívoros encontrarán el clímax culinario con el bao de rabo de toro y la Crunchy Raw Burguer, para acabar entregándose a los encantos del dulce con la cúpula de chocolate, postre al que es difícil resistirse. Bocados que, como reza el propio menú, son tan épicos como un solo de Led Zeppelin y vienen amenizados por las actuaciones musicales del staff.

Y, como no podía faltar, Barbara Ann ofrece a todo amante de los combinados un variado elenco de cócteles firmado por Riccardo Boi, donde se puede elegir entre lo frutal del Sugar on the Side, lo impactante del Hit-Hat o lo exótico del Atomic White, sin olvidar tampoco los clásicos como el Daiquiri o la Margarita.

En cualquier caso, las noches del Barbara Ann exceden cualquier expectativa y prometen no dejar indiferente. Como una buena canción o ese grupo al que siempre le pides el último bis.

Barbara-Sala2 Barbara-sala1 Barbara-plato

Comments

Más interesante

contenido



Lugar

El bar en el que perder la noción del tiempo… Y viajar por él.

Lugar
Bar

Sabores llegados directamente de un relato de Las Mil y Una Noches.