Boho Bar

Lugar Restaurante
2-Secreto de cerdo


Donde
Calle Colmenares, 13
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a jue. de 13h a 16:30h y de 20:30h a 0h, vie. y sáb. de 13:30h a 2h, dom. de 13h a 0h

Cuánto

Unos 25€ por persona



Donde
Calle Colmenares, 13
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a jue. de 13h a 16:30h y de 20:30h a 0h, vie. y sáb. de 13:30h a 2h, dom. de 13h a 0h

Cuánto

Unos 25€ por persona

En un momento en que los programas de cocina acaparan parrillas televisivas, la comida parece haberse convertido en el circo del s.XXI. Pero no todo es buena presentación (que también). Más allá de los bodegones pintados por Caravaggio, el resultado de los fogones se erige hoy en día como un arte más. Porque el paladar también se educa y, como dice el escritor Fernando Aramburu, no se come sólo para “matar el hambre” sino también para aprender.

En el corazón de Chueca, nos espera cálido y luminoso el Boho Bar, un lugar donde precisamente se aprende mediante el gusto y que desprende la historia personal de dos compañeros de viaje: desde la mesa-chimenea que reúne a varios amigos en torno al fuego hasta las telas que tapizan los cojines, pasando por la diversidad cromática de sus platos. Nada más entrar, nuestras pupilas han sido conquistadas pero lo mejor está aún por llegar.

Abrimos boca con una crema de queso a las finas hierbas acompañada por un vino blanco que hará de cicerone a lo largo de un recorrido gastronómico lleno de matices. Lo que viene a continuación es una sucesión de sabores que combinan lo mejor de la cocina patria con lo más suculento a lo largo y ancho del planeta. La Primavera Thai nos transporta a los puestos callejeros de Bangkok y los pinchos Ras al Hanut encuentran el maridaje perfecto con las salsas de mojo verde, harissa y yogurt con menta. En otro plato, llegan con aspecto discreto las croquetas rebozadas en panko que esconden uno de los secretos mejor guardados: una suave y deliciosa bechamel que deja el listón muy alto.

Nuestros paladares están al borde del éxtasis y la orgía de ingredientes va in crescendo: el gua bao de ropa vieja se deshace en la garganta, descubriéndonos texturas que van de La Habana a Taipéi en un sólo bocado, y el ceviche de la pasión pone el broche al salado con un marinado único a base de maracuyá. No obstante, nuestro periplo culinario aún no ha concluido: el combo de baklava, tarta de zanahoria y dulce de leche hace que degustemos el lado más tierno y sabroso de Turquía y las Américas. Llegados a este punto, nuestra mente y estómago encuentran la plenitud de quien regresa de un largo viaje con un sinfín de anécdotas que contar. El Boho Bar conquista con una cocina sin pretensiones que aúna lo mejor de cada casa en los cinco continentes.

1-Primavera thai (1) 4-Boho 25 3-ensalada rojo pasion

Comments

Más interesante

contenido