El Porrón Canalla

Lugar Bar
El Porrón Canalla


Donde
Calle Ballesta, 2
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a jue. de 13h a 16h, y de 19 a 0h vie. de 13h a 16h y de 19 a 1h, sáb. de 13 a 1h

Cuánto

Unos 10-15€ por persona



Donde
Calle Ballesta, 2
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a jue. de 13h a 16h, y de 19 a 0h vie. de 13h a 16h y de 19 a 1h, sáb. de 13 a 1h

Cuánto

Unos 10-15€ por persona

Transgresión e irreverencia son sinónimos de esta ciudad. El Madrid canalla necesitaba un nuevo templo donde sentirse como en casa. Ese lugar iconoclasta es El Porrón Canalla, donde desde el nombre hasta su filosofía, pasando por su ubicación y decoración definen el alma de Madrid. Este lugar está pensado para inconformistas que no quieren dejar de lado su parte más rebelde sin renunciar al estilo. Aquí se comparte mesa y se come con las manos. Nada de formalismos. Tú eliges: mollete, barrita artesana, chapata o flautín. Entre panes se cuecen sabores increíbles marinados con clásicos porrones. La decoración que les envuelve es puro canallismo. Calaveras y neones hacen del underground un estilo de vida en El Porrón Canalla. Sus graffitis te conectan con el mundo urbano y sus porrones te invitan a recordar tiempos mejores.

Esa mezcla entre resplandeciente urbanidad y tradición se deja ver también en una carta llena de bocadillos divertidos. Los clásicos de tortilla o sardinas no podían faltar, pero quizás quieras probar los nuevos caminos del fingerfood. En ellos pasea el Merkel, con su cabeza de jabalí, dijonesa, pepinillo y cebolla. O también el Chorihuevo y alma de Ibérico con huevo, aceite de oliva y tomate. La Sobrasada con tortilla francesa no les anda a la zaga, ni el de anchoas con queso. Aunque para emociones fuertes nada mejor que el bocadillo de Carrillera de ibérico. Esta delicia es la reina de este templo canalla. Para endulzar la velada un bocadillo de chocolate o unos churros es el broche ideal a este encuentro con el Madrid más irreverente. Un Madrid que no olvida su pasado pero que mira radiante al futuro con neones y pasión por comer con las manos. El porrón vuelve a nuestras vidas y lo hace más canalla que nunca.

4-17264100_1275585882526100_3845120663612827089_n 2-23668931_1542261249191894_8416897190448274914_o 1-23473154_1535776679840351_2431766414322478199_n

Comments

Más interesante

contenido