La Antoñita

Lugar Restaurante
La Antoñita


Donde
Cava Baja, 16
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a jue. de 13:30h a 23:30h, de vie. a dom. de 13:30h a 0:30h

Cuánto

Unos 25-30€ por persona



Donde
Cava Baja, 16
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a jue. de 13:30h a 23:30h, de vie. a dom. de 13:30h a 0:30h

Cuánto

Unos 25-30€ por persona

Hay lugares que tienen la magia de trasladarte a momentos pasados. Recuerdos de infancia quizás, o una trastada adolescente en algunos casos. Tu mente juega contigo y te permite revivir momentos con personas que ya no están cerca de ti. Estos sitios son verdaderos portales con reminiscencias precisas. Tienen el sabor de la primera pero es solo una recreación. Esas intensas emociones se agolpan en La Antoñita con el valor añadido de no tratarse de una cocina tradicional. Sus juegos con formas y texturas la alejan de los guisos de nuestras madres pero algo de ellas pervive allí, disimulada en un océano creativo. La evolución de la tradición se da cita en esta antigua jabonería donde la madera ocupa un lugar preferente en sus salones y en el patio se cita la historia con el comensal. Allí reluce una auténtica corrala y los detalles de sus relatos enriquecen los platos que vas a devorar con devoción. Los recuerdos personales y los de la propia ciudad acompañan a una tortilla de camarón exquisita. Su presentación marca la diferencia y sus crujiente cuerpo explota en el paladar con una sofisticación única. La carta es una inmersión en los mejor de los mares y los montes de la cocina española. Las croquetas de mejillón tigre con ali-oli casero son pura inspiración y el tataki de presa ibérica con pomelo una tentación que no debes dejar pasar. Apostar por los platos de huerta es una opción healthy y muy sabrosa, pero el secreto ibérico con su baño de guacamole es demasiado provocativo. Tras una variada carta ideada para compartir llega un momento sensacional que convierte la velada en inolvidable. El postre de los que todos hablan casi como si se crease una hermandad. El nuevo recuerdo que sustituye a tus evocaciones del comienzo de esta experiencia. Ellos dicen que saben a Madrid, pero sabe a pura vida. El jabón con espuma más increíble que verás. Su baño de chocolate blanco y su interior de pura ternura chocolatada abrirá la puerta de unos cócteles que inexorablemente nos conducirán al final de esta nube de nuevos y viejos recuerdos.

4-9e3_mantonita4 2-9e6_carpaccio1 1-b94_DSC_8051

Comments

Más interesante

contenido


Hoy

Las convenciones no saben defenderse ante el brutal instinto animal.

Miércoles

¿Qué verás tú en el cuadro? ¿Qué personaje serás?